martes, 29 de marzo de 2011

JOSEP CORELL Y ALAIN VERNHET. REFERENTES PARA LA DIDÁCTICA DE LA CULTURA CLÁSICA


En él hacemos referencia a las vinculaciones entre los pueblos de Condatomagus-MILLAU y SAGUNTUM-Sagunto, desde la perspectiva del trabajo del  epigrafista Josep Corell, y el investigador del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), Alain Vernhet.

En la revista también aparecen  interesantes y trabajados artículos sobre Arse-Saguntum, como el de nuestro amigo Manuel Civera i Gómez, que ha titulado el Forum Senatorial.

domingo, 27 de marzo de 2011

EPITAFIOS DE MUJERES ROMANAS IV. COLUMELLAE DEL SEPULCRO DE LA FAMILIA ARRIA

El 22 de septiembre de 1774 se descubre  la tumba de la familia de los Arrii et Arriae : Marcus  Arrius Diomedes, M. Arrius Primogenes y dos Arriae: Arria, Marci Filia y Arria Utilis.

La fachada de este monumento funerario presentaba, como puede observarse en el dibujo de 1870 de Pompeia, de Ernest Breton, de 1870, el relieve de dos fasces.




En  la imagen de la la inscripción se nos indica lacondición de liberto de mujer de M. Arrio Diomedes  por la sigla ).

).L.: (MULIERIS) L(IBERTUS).


M. ARRIVS ノ L. DIOMEDES 
SIBI SVIS MEMORIAE
MAGISTER PAG. AVG. FELIC. SVBVRB.
CIL X. 1042. ILS 6378
M(arcus) Arrius |(mulieris) l(ibertus) Diomedes / sibi suis memoriae / magister pag(i) Aug(usti) felic(is) suburb(ani)

Marco Arrio, liberto de mujer, magistrado que presidía el  suburbio de Augusto Felix erigió este monumento en memoria de sí mismo y de su familia.

Como liberto de una mujer no emplea el praenomen de su patrona sino el del padre de ella, pero en la inscripción se señala su condición de liberto de mujer mediante una C  invertida.que hemos representado con  )

Quintiliano nos habla del origen de este signo de la C vuelta a partir de Ubi tu Caius ego Caia.

 Quid quae scribuntur aliter quam enuntiantur? Nam et "Gaius" C littera significatur, quae inversa mulierem declarat, quia tam Gaias esse vocitatas quam Gaios etiam ex nuptialibus sacris apparet. De institutione oratoria I,7,28

También Cicerón se refiere al asunto

 In omni denique iure civili aequitatem reliquerunt, verba ipsa tenuerunt, ut, quia16 in alicuius libris exempli causa id nomen invenerant, putarunt omnis mulieres quae coemptionem facerent 'Gaias' vocari' Cic. Pro Murena 12.

 ¿Quién era este liberto de mujer, llamado MARCUS ARRIUS DIOMEDES?

Ernest Breton , por su desconocimiento de lo que realmente significa la sigla ), lo vinculaba a Iulia Félix al leer una posible I. (Iuliae)

"Le sigle ノ, qui ne ressemble à aucune lettre connue, a été diversement interprété ; on a cru y reconnaître un C ou un L, et on a lu Caiae ou Liviae ; je crois qu'on doit y voir une espèce d'I, et alors l'inscription sera lue :

«M. Arrius Diomède, affranchi de Julie, Juliae libertus, maître du faubourg ou bourg suburbain Augusto-Félix, à lui-même, aux siens et à leur mémoire».

Je suis d'autant plus fondé à croire que la lecture Juliae peut être la bonne, que nous verrons qu'une femme nommé Julia Félix était une des plus riches propriétaires de Pompéi, et que, d'un autre côté, nous trouvons ici le tombeau de deux Tychè dont l'une prend le titre d'affranchie de Julie, et l'autre se vante d'avoir été attachée à la personne de Julie, fille d'Auguste".

Lo que sabemos con toda seguridad es que como Augustus Magister debió presidir el distrito o población PAGUS AUGUSTUS FELIX SUBURBANUS, que algunos idfentifican con Boscoreale, al norte de Pompeya, territorio que debió organizarse en el 7 a.C. bajo el mandato de un magister pagi, al que, al igual que los vici magistri de la ciudad de Roma, se les permitía tener dos lictores llevando las fasces.

Al otro lado de la vida que parte de la Puerta de Herculano, en el lado sur de la Via dei Sepolcri, más allá del último grupo de tumbas de la izquierda de esta vía encontramos  la famosa Villa de Diomedes . La villa, excavada entre 1771-1774, tomó su nombre de la inscripción de la tumba de nuestro magister Marcus Arrius Diomedes, junto enfrente en lado opuesto de la via, por lo que algunos la atribuyen arbitrariamente a este magister pagi.




En el monumento funerario de la familia de los Arrii, nos encontramos con otra tres inscripciones ila inscripción de Arria, hija de Marco, y dos columallae, que, demás de indicarnos los nombres de los difuntos se diferencian por su aspecto. La columella de Arriana,  muestra de manera muy esquematizada un peinado  de mujer.y representa el modelo mejor trabajado de todas las encontradas en Pompeya.


                                     


Arriae M(arci) f(iliae) / Diomedes(!) l(ibertae) sibi suis    CIL 10, 01043


CIL 10, 01044  Arriae M(arci) l(ibertae) / Utili





M(arco) Arrio / Primogeni CIL 10, 01045





Estas son nuestras réplicas que realizamos antes de poderlas verlas in situ.


Bajo el basamento de la tumba se encontró una urna de cristal conteniendo cenizas encerrada sen una caja de plomo.

 Estas Arrias tuvieron más suerte en su memoria vivorum que la columella de otra mujer anónima de Porta Nocera. 




Como colofón a las columellae pompeyanas, y  a nuestra breve exposición sobre el monumento funerario de los Arrii et Arriae queremos mencionar lo que nos cuentra Mary Beard en  su libro sobre Pompeya de uno de los objetos más célebres encontrados durante las primeras excavaciones la gran mansión llamada Villa de Diomedes: la huella de un pecho de mujer que apareció  en la década de 1770. Este  único pecho que se exhibía en un museo próximo se convirtió  en una atracción turística y fue fuente de inspiración del famoso relato de Théophile Gautier «Arria Marcella», de 1852. Se cuenta en él la historia de un joven francés que, enamorado del busto que ha visto en el museo, regresa a la ciudad antigua (en una inquietante combinación de viaje en el tiempo, deseo y fantasía) con el fin de encontrar o reinventar a su amada, la mujer de sus sueños, una de las últimas ocupantes de la Villa de Diomedes.
El busto pese a su fama despareció y la gran búsqueda emprendida hacia 1950 no logró encontrar el menor rastro de su paradero. Según cierta teoría, la multitud de pruebas invasivas llevadas a cabo por científicos curiosos del siglo XIX provocó su desintegración; como si dijéramos, ceniza a las cenizas.

La serie Columellae de Scripta Antiqua está dedicada a  nuestra amiga Paloma Martí, profesora del Departamento de Griego del IES "Sorolla" de Valencia.

Gracias, Paloma, de parte de Arria Utilis.

MUJERES:MITO E HISTORIA

Nace Venus.



jueves, 24 de marzo de 2011

LA GALERIA DE DIBUJOS ANTIGUOS DE LA ESCUELA DE BELLAS ARTES DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

Enlazamos esta página de los que fueron buenos dibujantes de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid.

miércoles, 23 de marzo de 2011

NO HABRÁ OTRA CLEOPATRA.

Jamás me imaginé a Cleopatra como la presentó la serie Roma, poseída por un furor uterino incapaces de saciar nada menos ni nada más que Lucio Voreno y Tito Pullo.
 Para mí Cleopatra siempre fue y será Elizabeth Taylor.


SÓLO TEATRO GRECOLATINO

 
Buen teatro grecolatino en Valencia de la mano del Grupo de Teatro Griego Komos y el XIII Certamen Compitalia
 
os invita al pre-estreno de su nuevo espectáculo
 
MEDEA, de Eurípides
Las representaciones tendrán lugar en la 
Sala Matilde Salvador los días 23 y 24 de marzo de 2011 
a las 19:30 horas.



 

domingo, 20 de marzo de 2011

EPITAFIOS DE MUJERES ROMANAS (III).DOS RÉPLICAS DE COLUMELLAE EN LA SAGUNTINA DOMUS BAEBIA

 Antes de presentar las dos réplicas de columellae de la Saguntina Domus Baebia de la Necrópolis de Herculano en Pompeya, realizaremos un breve recorrido por las columellae de  su Porta Nocera y Fondo Pacifico que nos servirá para introducir el tema del anonimato en las inscripciones funerarias pompeyanas, partiendo del trabajo de Maureen Carroll. del Departamento de Arqueología de la Universidad de Sheffield.

A Plinio el Joven, como a muchos de sus conciudadanos, nada le preocupaba tanto como el deseo de que su nombre permaneciera en la memoria de los vivos más allá de su muerte, 

 Suades ut historiam scribam, et suades non solus: multi hoc me saepe monuerunt et ego volo, non quia commode facturum esse confidam — id enim temere credas nisi expertus.  sed quia mihi pulchrum in primis videtur non pati occidere, quibus aeternitas debeatur, aliorumque famam cum sua extendere. 2 Me autem nihil aeque ac diuturnitatis amor et cupido sollicitat, res homine dignissima, eo praesertim qui nullius sibi conscius culpae posteritatis memoriam non reformidet  Plin. 5.8

Este mismo sentimiento se refleja en el epitafio de Marco Antonio Antius Lupus, condenado a muerte por el emperador Comodo, que no pudo, sin embargo, condenarlo a la damnatio memoriae por voluntad de su  propia esposa Claudia Regilla e hija Antia Marcellina y amigos M. Valerius Bradua Mauricus, Antonia Vitellia. Q. Fabius Honoratus y Annaeus Plácidus.

cuius memoria per vim oppressi in / integrum secundum amplissimi ordinis / consultum restituta est


D(is) M(anibus) / M(arci) Antonii Antii Lupi pr(aetoris) / patricii auguris quaest(oris) sodal(is) Titii trib(uni) / mil(itum) leg(ionis) II Adiutr(icis) Piae Fidel(is) Xvir(i) stl(itibus) iud(icandis) praef(ecti) fer(iarum) / Lat(inarum) cuius memoria per vim oppressi in / integrum secundum amplissimi ordinis / consultum restituta est sepulchrum ab eo coeptum / Claudiae Regillae uxori et Antiae Marcellinae fil(iae) / pietatis suae erga eum testificandae gratia et / nominis eius in perpetuum celebrandi perfecerunt atfines / M(arcus) Valerius Bradua Mauricus pontif(ex) et Antonia Vitellia / amici / Q(uintus) Fabius Honoratus T(itus) Annaeus Placidus accomodata gerunt / praetextas stamina serum  / aedificata Tholis // CIL  VI 1343


Una columella suele presentar un aspecto muy peculiar que la diferencia de lo que entendemos por un cippus-cipo o pilastra o trozo de columna erigido en memoria de alguna persona difunta. o más allá de lo que solemos entender por estela funeraria-stela o monumento que se erige sobre el suelo en forma de lápida, pedestal o cipo. Su forma recuerda a un herma muy sencillo por lo que podríamos definirlo como un herma-stela


Cippi de Porta Nocera

Cippus de Afreia en Porta Nocera


AFREIA
M(arci) L(iberta)
PRIMA

Las columellae o herma stela,  hechos generalmente de lava basáltica y toba, tienen el aspecto aproximado de un torso estilizado y una cabeza y así los podemos contemplar todavía en de las necróplis de las ciudades de Campania de Pompeya, Stabia, Nola, Nocera. Como los cippi, la mayoría de la columellae pompeyanas de Porta Nocera o Fondo Pacifico, no todas tienen nombre inscrito.









Debajo de cada una de las columellae romanas se suele encontrar unas urnas que contenían los restos humanos incinerados, y un tubo de plomo o de cerámica para las libaciones, realizadas en  memoria de los fallecidos, que las conducían directamente a estas urnas cinerarias,   [1]


[1] En algunas puede observarse todavía el orificio de este conducto que comunicaba el mundo de los vivos y de los Manes. En Vindolanda se encontró en perfecto estado un tubo de cerámica reutilizado para las libaciones sobre la tumba de una incineración. Y en las excavaciones del cementerio romano de Vagnary en el sur de Italia - siglos I-III d.C- puede observarse también el tubo de libación en el enterramiento F209.
En el recinto amurallado de la familia de  los Valentes Lucretii en  Scafati, cerca de Pompeya, aún siguen conectadas por  tuberías de plomo hasta las urnas cinerarias subyacentes de vidrio por donde discurrían las ofrendas de agua, vino, leche, miel, y  sobre todo de perfumes por la frecuente aparición de frascos de perfume de cristal o balsamaria en los recintos de las tumbas. Vide quoque a Charo  Marco en su blog derecoquinaria, La alimentación y el mundo funerario y Liba, reservados para los dioses



Columella de mármol de  Porta Nocera con un posible conducto para las libaciones
A(ulus)  VEIVS  NYMPHIVS  V(ixit)  A(nnis)  XXVIII. 

 Muchos de estos enterramientos individuales o columellae se encuentran ubicadas adosadas al monumento funerario o dentro de parcelas funerarias en los límites de una tumba de la familia nombrada por una inscripción a la entrada de la parcela,que nos permite, aún siendo anepigráficas, y  manteniendo al difunto en el anonimato , conocer  por lo menos su vinculación con el nombre de la familia del propietario. Como sucede con el recinto funerario de los Valentes Lucretii podemos verlo en el monumento funerario de Marcus Octavius, hijo de Marcus Octavius y Vertia Philumina, liberta de Vertia, según nos indica la propia inscripción, en Porta Nocera.






M(arcus)  OCTAVIVS  M(arci)  F(ilius)
MEN(enia)  ET  VERTIA  G(aiae)  L(iberta)
PHILVMINA  IN  LOCO
COMMVNI  MONVMENT(um)  COMMVNEM  SIBEI
POSTEREISQVE  SVEIS  FECERVNT.


Columellae de la Tumba de Marcus Octavius y Vertia Philumina. Porta Nocera
Se observan tres columellae, dos de mujeres y una de hombre.

Se constata que cuando la columella es de  mármol, un material más adecuado que el basalto para la inscripción, se introdujo en este tipo de estelas la práctica de indicar el nombre por lo que el  anonimato de los muertos se  redujo sustancialmente, pero, no obstante, algunos individuos continuaron  siendo  enterrados de forma anónima.




Columella de mármol de
ANTISTIA M(arci) L(iberta)
AUXESIS

La mujer que aquí se nos recuerda es quizá liberta de Marcus Antistius, y uno de los dos personajes, Faustus o Primigenius, mencionados en las tablillas de Caecilius Iucundus


Una de las tumbas de  Fondo Pacifico fue construida, como la propia inscripción sobre la puerta de acceso nos indica, por la liberta Verania Clara para su patrono  el alto magistrado (Duovir) Gaius Veranius Rufus.


G(aio) VERANIO Q(uinto) F(ilio)
RUFO II  VIR(o)
VERANIA CLARA OPTIMO
PATRONO SIBI ET SUIS
 
En el interior, las únicas dos columellae  inscritas son de mármol con los nombres de Veranio y Verania, las otras cuatro son de lava basáltica y anepigráficas.





 C.. VERANIO Q. F

 En otro recinto de una  tumba del siglo I d.C en el mismo cementerio, diecinueve individuos fueron enterrados con sus tumbas marcadas por columellae. De las diecinueve, ocho eran de lava basáltica sin ninguna inscripción, y once eran de mármol. Sin embargo, sólo seis de estas últimas fueron inscritas con los nombres, las otras nueve permanecieron en el anonimato

¿Podríamos suponer que como norma las columellae sin inscripciones o anepigráficas pertenecían a esclavos?


No se puede afirmar esto de manera categórica:

Otra tumba de la zona Norte de Fondo Pacifico, que cuenta con tres inscripciones por encima de la puerta, nos revela  que los libertos Marcus Lollius Nicia y Hermiona Lolia han construido esta tumba a finales del siglo primero o principios del siglo I de nuestra era por sí mismos, para Marcuso Lollius Félix, Marcus Lollius  y sus libertos y libertas.




M. LOLLIUS ….FELIX

M. LOLLIUS M. L. NICIA LOLLIA M. L.  HERMIONA ET LIBERT ET LIBERTA



M. LOLLIUS M L LUCRIO


 En el interior del recinto encontramos seis columellae, todas de lava basática y anepigráficas 
 Al menos cuatro deben pertenecer a los individuos nombrados en la inscripción principal de la tumba, no esclavos, sin embargo también estos están enterrados de forma anónima  Al parecer sabemos que fueron enterrados aquí, a pesar de que no queda escrito en sus columellae dentro del recintoEste "anonimato" no debió se impedimento para  los familiares que visitaban la tumba para saber a quién realizar los ritos de libación

Terminamos nuestro primer recorrido por las columellae pompeyanas que nos ha de conducir hasta las réplicas que nos presentan las más famosas columellae de Pompeya , y en las que al menos puede reconocerse el sexo del difunto.Pero no queremos hacerlo sin antes mencionar unas estelas funerarias encontradas en Ávila.

 Es curioso observar el parecido por su sencillez y minimalismo de las esculturas de las columellae de la Italia romana con las columellae dibujadas en las estelas funerarias encontradas en Ávila de las que destacamos  la de Mónova Calética Anna de mediados del II a mediados del III d.C.






M O N O 
\ /\ CAL
A E T I Q
A N N A

     Monova Calaetiq{um) Auna [m(ater) f{iliae) p(osuit) m(onumentum)?]
                     Mónova Calética Anna. Su madre le puso este monumento.

La estela mide 116 cm. de alto, por 60 de ancho y 22 de grueso y muestra disco lunar sobre la cabeza de la difunta. De nuevo hemos de mencionar el artículo de nuestra compañera Charo. Observad el disco lunar de la estela que nos presenta



domingo, 13 de marzo de 2011

EPITAFIOS DE MUJERES ROMANAS (II)

Hablamos ahora de una segunda réplica, expuesta en la Saguntina Domus Baebia, realizada por el Taller de Escritura Antigua Incipit Titivillus a partir del epitafio del CIL I2 , de otra mujer romana, Iunia, la hija de Gaius  mencionado por Rossana Friggeri en The Epigraphic Collection of the Museo Nazionale Romano at the Baths of the Diocletian (Rome). 2001




Nos dice al respecto Maureen Carroll

The discovery ot míniature pottery vessels inscribed with a minimum of personal information relating lo the deceased also raises questions about the preservation of memory, and about the mínimum required for a "proper"burial. About 300 of these tiny jugs (as small as 6 centrimetres in height) were foUnd in 1732 in tomb chambers of the late second and early first century BC on the site of the Vigna di S. Cesareo on the ancient stretch of theVia Appia within the Aurelianic walls in Rome. Whole or fragmentary juglets with similar inscriptions dating to as late as the first century ad have been found in Rome in a columbarium on the Via Salaría, in a cemetery on the Esquiline and at Capena outside Rome. Each of the vessels bears a bríef inscription scratched into thc colour-coated surface that gives the name and date of death or burial, or possibly the birthdate, of an individual. The names on the vessels reflect people of low social status, including freeborn individuals freedmen, and slaves. The incised inscriptions are very simple, as one example illustrates.

IVNIA C F/ A D IX K NVEM  

(Iunia, daughler of Gaius [díed or] buried nine days before the calends of November). 

The inclusion of the date of death or burial is very unusual at this time, and was not te become a regular feature of funerary commemoration until much later it Christian epitaphs from the third century AD


In each jug from Via Appia was a snall piece of human bone or a bone chip, usually a finger bone or a bone chip , taht possibly represented the entire body in a simbolic way. Where the rest of the cremated body was interred is uncertain.


El descubrimiento de  pequeños recipientes de cerámica con un mínimo de información personal relacionada con los fallecidos también plantea preguntas acerca de la preservación de la memoria, y sobre el mínimo requerido para un "adecuado" entierro. Alrededor de 300 de estas jarras pequeñas (algunas de 6 cm. de altura) fueron encontradas en 1732 en las cámaras de tumbas de finales del siglo segundo antes de Cristo y principios del siglo primero en Vigna di S. Cesareo en el tramo de la antigua Via Appia en el interior de la muralla Aureliana en Roma. Jarritas enteras o fragmentadas con inscripciones similares que datan de fecha tan tardías como el siglo primero d.C. primero se han encontrado en Roma en un columbario en la Vía Salaria, en un cementerio en el Esquilino y en Capena a las afueras de Roma. Cada uno de los recipientes tiene una breve inscripción esgrafiada en la superficie de color con revestimiento que da el nombre y la fecha de la muerte o entierro, o, posiblemente, la fecha de nacimiento, de un individuo. Los nombres de los recipientes reflejan las personas de estatus social bajo, incluyendo libertos, individuos nacidos libres, y esclavos. Las inscripciones incisas son muy simples, como nos ilustra... el epitafio de Iunia
IVNIA C F / A IX D K NVEM


(Iunia, hija de Gayo [muerta o] enterrada nueve días antes de las calendas de noviembre).

La inclusión de la fecha de la muerte o del entierro es muy inusual en este tiempo, y no se convertirá en una característica regular de la conmemoración funeraria hasta mucho más tarde, en los epitafios cristianos del siglo III dC.

En cada jarra de la Via Appia se ha enontrtrado una pequeña pieza de hueso humanos por lo general un hueso del dedo o una astilla de hueso, que posiblemente representa al  cuerpo emtero de una manera simbólica. Es incierto cuándo fue enterrado.el resto del cuerpo incinerado 

Más información en Spirits of the dead, Oxford 2006.




martes, 8 de marzo de 2011

EPITAFIOS DE MUJERES EN EL TALLER DE ESCRITURA ANTIGUA DE LA SAGUNTINA DOMUS BAEBIA (I)

 Una réplica realizada por el Taller de Escritura Antigua Incipit Titivillus de la Asociación Ludere et Discere, expuesta en la Saguntina Domus Baebia, de un epitafio en mármol, nos recuerda que  Prima Florentia fue asesinada por su marido Orfeus  a la edad de ¡dieciséis años!, arrojándola al rio Tíber.

El hecho tuvo lugar en Portus un día cualquiera del siglo II d. C.


Restutus Piscinesis / et Prima Restuta Primae / Florentiae filiae carissimae / fecerunt qui(!) ab Orfeu maritu in / Tiberi decepta est December cocnatu//s // posuit q(uae) vix(it) ann(os) XVI



IPOstie-A, 00210 = ISIS 00321 
Provincia: Latium et Campania / Regio I          Lugar: Ostia Antica


Foto original del epitafio en mármol en  Spirits of the Dead. Roman Funerary Commemoration in Western Europe. Maureen Carroll. Oxford 2006.