lunes, 21 de enero de 2008

LOS ALQUILERES O PROSCRIPTIONES LOCATIONIS EN POMPEYA (I)


La villa de Iulia Felix.

En Pompeya, como en Roma, mucha gente vivía en apartamentos alquilados o cenacula. Sólo unos cuantos privilegios lo hacían en viviendas unifamiliares de su propiedad.

Y entre estos muy poco afortunados y aquellos pocos, que podían comprarse una casa a medias, para repartírsela, encontramos a la inmensa población de los proletarii, como inquilini o arrendatarios, apilados en edificios de los que no eran propietarios y que algunas veces incluían escasos muebles, a cambio de unos alquileres, que en Roma debieron ser desorbitados.

La propiedad, ahora, como entonces, era una especulación o forma ventajosa de colocar el dinero, y ante la competencia, los propietarios hoy, como ayer, intentaban atraer a los mejores arrendatarios, haciendo que se inscribiera el anuncio de alquiler en un lugar visible de la fachada o paredes de la vivienda en cuestión, describiendo sus buenas cualidades o incluso las condiciones del contrato

El titulus pictus de la proscriptio locationis de la fachada de la inmensa mansión de Iulia Felix en Pompeya es uno de los más interesantes, pues nos habla de las circunstancias por la que atravesaron algunas ricas familias, tras el terremoto del 62 d.C., las cuales se vieron obligadas a alquilar parte de su propiedad para poder mantenerla o seguir incluso habitándola.

Pero, además, la mansión nos recuerda la iniciativa y el papel relevante de mujeres, tras este terremoto que asoló la ciudad, como Iulia Felix y la sacerdotisa de Venus Eumachia, que pagó de su propio bolsillo la construcción del importante edificio de los fullones o bataneros en el foro pompeyano y de la que ya hablaremos en su momento.

Iulia Felix, hija de Spurius, rica propietaria de una inmensa villa, que ocupaba un importante bloque de la ciudad, muy bien decorada y amueblada, ante los daños causados en su propiedad, y para hacer frente a los gastos de reconstrucción, se le ocurrió la idea de dedicar parte de su vivienda al alquiler de apartamentos, dotados de amplias comodidades, tiendas y almacenes, lo cual le permitió sin duda ingresos adicionales y afianzar su independencia

FOTOS DE LA VILLA DE LA CASA DE JULIA FELIX AQUÍ

La mansión tenían accesos públicos por las puertas número 6 y 7 y acceso privado por la puerta 3, y ocupaba un tercio de la insula 4 del plano de Pompeya, en un zona frecuentada cerca del Anfiteatro y de la puerta urbana del Sarno

En el acceso nº 6, de esta villa situada en el extremo oriental de la Vía de la Abundancia, en una entrada monumental con semicolumnas y un pequeño frontón se encontraba la inscripción de la proscriptio, descubierta en 1755



IN PRAEDIS I[VLI]AE SP(VRI) F(ILIAE) FELICIS / LOCANTVR / BALNEVM VENERIVM ET NONGENTVM TABERNAE PERGVLAE / CENACVLA EX IDIBVS AVG. PRIMIS IN IDVS AVG. SEXTAS ANNO[S CO]NTINVO[S QV]INQVE / S. Q. D. L. E. N. C.

En la hacienda de Iulia Felix, hija de Spurius, se alquila del primero de agosto próximo al primero de agosto del año sexto, durante cinco años consecutivos, un baño dotado de todas las comodidades y selecto, tiendas, pergulae y habitaciones; transcurrido el quinto año, el alquiler se renovará por acuerdo simple (s(i) q(uinquennium) d(ecurrerit) c(onsensu) l(ocatio) e(rit) n(udo))

El contrato se plantea para cinco años consecutivos, desde los idus de agosto, y, transcurrido el quinquennium, el alquiler se podrá confirmar con acuerdo simple

Se alquila un baño venerium ( “de placer o para el placer”), es decir, un baño dotado de todas las comodidades y nongentum, “elegido o selecto” (o para personas de cierta importancia), tabernae o tiendas para la venta de comida y bebida, con pergulae, (cuchitriles en entresuelos para almacén y alojamiento de esclavos) y cenacula, habitaciones a las que se podía acceder directamente desde un acceso lateral (seguramente en el primer piso)

El baño es nongentum “selecto” o “para gente selecta”. El término se relaciona con nongenti: los seleccionados para presidir las mesas electorales por su honestidad

Las tabernae tienen cierta categoría pues están acompañadas de sus pergulae

Se han planteado otras traducciones:

Winkelmann traducía Nongentum tabernae por novecientas tiendas y otros han visto aquí un error del rotulista, pues de hecho se ofrecerían en alquiler noventa o quizá mejor nueve tiendas.

En Pompeia, Ernest Breton, 1870. y en Ruines de Pompei F. Mazois interpretaban su traducción de la fórmula S.Q.D.L.E.N.C. como extraña, por su versión de balneum venereum que sólo podría ser alquilado a prostitutas o personas indecentes:

Si quis domi lenocinium exerceat non conducito, No se admitirán inquilinos que ejerzan de alcahuetes.

La proscriptio locationis está acompañada de otras inscripciones, PROGRAMMATA o carteles electorales:


-SUETTIUM VERUM AED

V.A.S.P.P.D.R.P.PROBUM OVF

Suettium Verum aed(ilem) v(iis) a(edibus) s(acris) p(ublicis) p(rocurandis) d(ignum) r(eipublicae) probum o(ro) v(os) f(aciatis)

Ruego que votéis a Suettius Verus, hombre honesto, digno de administrar los asuntos públicos, como edil responsable del cuidado de los caminos y de la administración de los edificios públicos y sagrados ( el duumvir o duonviro también era llamado aedilis viis aedibus sacris publicis procurandis)

Algunos traducen erróneamente S.Q.D.L.E.N.C, ligándolo al titulus proscriptionis:

Si alguien no conoce a la dueña, diríjase al edil Suettius Verus

TREBIUM AED

Trebium aed(ilem)

A Trebius como edil....

METELLICA

Metellica....

-L.CEIUM SECUNDUM AED.O.V.F.

PROCULUS ET CANTHUS ROG

L(ucium) C(eium) S(ecundum aed(ilem) o(rant) v(os) f(aciatis)

Proculus et Canthus rog(ant)

Proculus y Canthus ruegan que votéis como edil a L. Ceius Secundus

- L. C. CAPELLAM

L(ucium) C(eium) Capellam

A Lucius Ceius Capella.....



THEATRUM SAGUNTINUM NON DELENDUM!